Usando el nuevo Mambo de Cecotec

Tiene hambre. Así que usted abre nuestra aplicación en su dispositivo inteligente y examina una lista de recetas de chefs famosos, restaurantes locales, sus amigos, sus abuelas – una biblioteca virtual de conocimientos culinarios.

Una vez que haya elegido una receta, abra su nevera o despensa y saque los ingredientes: bandejas de comida fresca, precortada, prelavada, pre-porcionada, disponible para ser entregada directamente en su casa.

Cargue las bandejas de comida en el lado del Mambo de Cecotec. Entonces, con un solo toque en su dispositivo inteligente podrá comenzar a comer. Un pequeño sistema sobre una olla y una superficie de calentamiento se encarga de cocinar, imitando los movimientos del brazo humano.

Cada ingrediente se añade a la olla en el momento y a la temperatura adecuados. Echa un vistazo:

Cuando el plato está terminado, aparece un mensaje en el dispositivo: «La comida está lista.» Y la limpieza es fácil, ya que tanto el brazo robótico como la olla son desmontables y lavables.

Consistencia del Mambo de Cecotec

Nuestras comidas tienen un valor aproximado de 5 a 6 dólares por plato. Es más o menos el mismo precio que una comida congelada para ingredientes frescos y comida de verdad. Con nuestras bandejas de ingredientes preporcionadas, ayudamos a conservar los alimentos y fomentamos hábitos alimenticios más saludables.

Usar el Robot de cocina Mambo Cecotec a diferencias de otros productos nos darán la ventaja del autoconocimiento en base al preparado de los ingredientes para el desarrollo final de la receta.

Quién puede usar el Mambo de Cecotec

Si casi todo en nuestras vidas sucede con sólo apretar un botón, ¿por qué no podemos apretar un botón para cocinar? de esta manera nos podemos ahorrar un sinfin de tiempo y energía para dedicarnos a la familia. El Mambo de Cecotec  es tan sofisticado y fácil de usar que en casa todos lo pueden poner aprovechar y poner en marcha.

Su mamá pasa horas haciendo comida fresca con ingredientes saludables todos los días, pero ¿no debería ser tan fácil cocinar como apretar un botón? Lo más parecido que tenemos es el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *